Bonos de Impacto Social

Los Bonos de Impacto Social (BIS) promovidos por Impacto Social Consultores presentan una oportunidad para transformar las políticas públicas y revolucionar la manera en la que se relacionan el gobierno, el sector privado y las organizaciones sociales. ¿Cómo funcionan?

Primero, proponemos al gobierno (municipal, estatal o federal) una intervención de política pública con resultados medibles y verificables. Tenemos un abanico de alternativas que van desde mejoras en el desempeño académico de los niños en educación básica o impulso a la empleabilidad de los trabajadores, hasta la reducción de costos carcelarios y reincidencia delictiva.

Segundo, una vez acordada la intervención, contratamos los resultados esperados por el gobierno, los costos de la intervención, una prima de éxito y los términos de referencia de una evaluación independiente. Nuestra consultoría mantiene vínculos cercanos con evaluadores reconocidos por su profesionalismo e independencia.

Tercero, conseguimos financiamiento en el sector privado y realizamos la intervención acordada, con nuestros propios medios o en alianza con organizaciones de la sociedad civil experimentadas y reconocidas en su ramo. Los programas tienen garantizados fondos para toda la duración del proyecto, reduciendo la incertidumbre de cada intervención.

Cuarto, en los tiempos acordados un evaluador independiente verifica que las medidas de impacto contratadas han sido cumplidas. En caso de éxito, el gobierno paga por la intervención y recibe toda la información necesaria para continuar y escalar el programa. Si los resultados no fueron alcanzados, el gobierno no incurre en ningún gasto y somos nosotros, así como quienes nos financian, los que asumimos el costo de la intervención fallida. En resumen, el gobierno sólo paga intervenciones exitosas de política pública.

De esta sencilla manera, los BIS cambian el foco de las políticas públicas del proceso a los resultados. El gobierno, además, comparte el riesgo de una intervención con miembros del sector privado, quienes a su vez encuentran nuevos incentivos a participar en la solución de problemas sociales.