Los tiempos cambian y el sector privado ha evolucionado en consecuencia. Si bien la función principal de las empresas continúa siendo la generación de utilidades para sus dueños, accionistas y/o inversionistas, éstas han comenzado a adoptar una nueva cultura organizacional que busca generar beneficios también para sus empleados, las comunidades donde tienen operaciones y el entorno que las rodea.

Posted
AuthorImpacto Social Consultores