La última década ha visto la mayor innovación financiera y de política pública en los últimos años: tanto en número como en tamaño, los fondos de impacto social han crecido en todo el mundo. Estos fondos reúnen recursos financieros para invertir en proyectos que generen un impacto social o ambiental medible y sostenible mediante un modelo de negocios rentable. Mientras hay quienes invierten sólo en operaciones que no tienen un impacto social negativo como la venta de tabaco, armas o apuestas, otros buscan ir más allá e invertir en proyectos que generen un impacto social positivo.

Estos instrumentos han sido una respuesta a la falta de financiamiento para escalar proyectos de emprendimiento social, en donde ha quedado claro que existe una importante brecha entre oferta y demanda. Además, los criterios de operación de los fondos han permitido categorizar y financiar proyectos que no solamente representen un negocio socialmente responsable, sino cuyo objetivo principal sea contribuir a la solución de un problema social. Así, se importa una lógica de mercado y se suman nuevos actores a la búsqueda del desarrollo.

Growth.jpg

 

En la medida en que estos nuevos fondos han crecido y proliferado varias preguntas también han quedado en el aire. ¿Los fondos sociales realmente pueden alcanzar un retorno social y financiero? ¿Qué empresas verdaderamente están calificadas como empresas sociales (vs. empresas socialmente responsables)? ¿En qué difieren estos instrumentos de los instrumentos de inversión en fondos tradicionales? ¿Cuál es el historial de estos fondos hasta el momento?

Contestar estas preguntas puede dar luz sobre el futuro de la política social y la filantropía, así como ayudar a construir una nueva era de colaboración entre los sectores público y privado en el diseño e implementación de políticas públicas. Aquí, abordamos algunos elementos que es necesario agendar antes de construir respuestas completas y que nos permiten al identificar desafíos y oportunidades que deberán enfrentarse para asegurar que el capital continúe fluyendo a proyectos sociales y permitan un crecimiento sostenido y ordenado del sector.

Desafíos

1. Escepticismo sobre la posibilidad de obtener retornos de mercado y a la vez generar un impacto social: al tener un fin social, muchos inversionistas dudan que estos emprendimientos puedan obtener tanto un impacto social como un retorno financiero, por lo que son vistos más como una fundación que como un negocio. Es necesario romper con esta idea y generar conciencia del potencial económico de estos proyectos, generando mayor información sobre su mercado, su modelo y construyendo un historial que aumente la confianza del mercado.

2. Definir qué es un emprendimiento social: actualmente la definición de emprendimiento social es algo ambigua y puede variar mucho de forma y fondo. Esta falta de definición ha causado mayores dificultades en obtener inversionistas, así como en generar un historial del desempeño de los fondos. Por lo mismo, se ha confundido a empresas que son socialmente responsables con emprendimientos sociales. Es necesario hacer esta distinción y trabajar hacia una definición más clara de un emprendimiento social.

Varios fondos prefieren tener una definición amplia para poder modificar su portafolio libremente. A pesar de que implica un gran esfuerzo, al menos se deben identificar los elementos clave que deben tener estos proyectos para ser calificados como un emprendimiento social. Algunos de estos deben ser: a) que su misión sea contribuir a la solución de un problema social; b) que provea una solución escalable; c) que opere bajo un modelo de negocios; entre otros.

 3. Estandarizar la medición de impacto social: dado que los fondos de inversión de impacto buscan maximizar tanto el retorno financiero como el impacto social, la medición del impacto social es esencial para evaluar sus resultados. A pesar de que la gran mayoría de estos fondos miden el impacto social, los parámetros de medición de impacto llegan a variar significativamente de un fondo a otro. Esto complica la lectura de los indicadores al tener que entender la metodología que sigue cada fondo y perder comparabilidad entre ellos. Es necesario trabajar por una estandarización de estos indicadores de tal manera que sea más fácil comprender la medición de impacto y comparar sus diferentes oportunidades de inversión.

 Luxor, Egipto.

Luxor, Egipto.

 4.    Cambiar el enfoque del corto al largo plazo: la gran mayoría de estos fondos tienen horizontes de inversión más largos que los fondos de inversión tradicionales, lo cual implica un mayor riesgo. Por eso es más complicado encontrar inversionistas que puedan priorizar el largo plazo sobre el corto o mediano plazo. No obstante, la banca pública, banca de desarrollo y organizaciones no gubernamentales pueden jugar un rol importante al tener la capacidad de comprometer una mayor cantidad de créditos blandos para generar confianza y una mezcla adecuada de financiamiento que promueva la sostenibilidad de estos proyectos.

Oportunidades 

 1.    Establecer alianzas entre  sectores público y privado: debido a que estos proyectos trabajan por resolver un problema social, es importante promover una relación más estrecha con las políticas públicas y trabajar en conjunto con el sector público para maximizar el alcance y el impacto de estos proyectos. De esta manera, se puede compartir el riesgo y potenciar la inversión al permitir que una mayor cantidad de capital fluya al fondeo de programas de impacto social.

 2.    Dar servicios que vayan más allá del financiamiento: estos proyectos, al igual que cualquier nuevo emprendimiento, requieren de programas de acompañamiento que les permita desarrollar las capacidades necesarias, establecer los procedimientos adecuados y aprovechar oportunidades para crecer de una manera sustentable. Por otro lado, también es necesario que los inversionistas apoyen a los emprendedores a desarrollar las conexiones necesarias y construir una reputación sólida.

 Plantación de maíz en Sudáfrica.

Plantación de maíz en Sudáfrica.

 3.    Mejorar la información disponible de estos proyectos: una de las mayores razones por las que hay un financiamiento limitado para los fondos de inversión de impacto es la falta de información sobre los proyectos que los componen. Muchos de estos proyectos tienen un gran potencial de generar retornos interesantes para los inversionistas, a la vez que contribuyen a la solución de problemas sociales.  Por ejemplo, una empresa desarrolló incubadoras de bajo costo que funcionan con baterías para proteger a recién nacidos de bajo peso en hospitales de bajos recursos que tienen fuentes de energía poco confiables. Por otro lado, un grupo de pequeños agricultores en Brasil desarrolló un sistema para expandir el acceso al agua en regiones semiáridas y marginadas mediante cisternas que recolectan agua de lluvia.

Como estos proyectos existe una gran variedad de emprendimientos sociales que ofrecen productos y servicios para la población más vulnerable, energías renovables, servicios que resuelven problemas de accesibilidad e inclusión financiera, entre otros. Es necesario mejorar la información sobre su potencial, riesgo y retornos esperados para obtener mayor financiamiento. Una de las maneras para lograrlo es realizar varias rondas de financiamiento sucesivas de manera que se fortalezca la información de crédito de estos proyectos y se pueda analizar su riesgo y retornos de manera más precisa. Al dar a conocer más información sobre estos fondos, se podrían atraer más inversiones que buscan alternativas para diversificar sus portafolios.

Conclusiones

Sin duda, los fondos de inversión de impacto social tienen un gran potencial para dar paso al crecimiento de una nueva forma de resolver los problemas sociales. Al proveer instrumentos financieros a la medida de empresas sociales, se les permitirá que desarrollen estrategias financieras sostenibles que potencien el crecimiento de sus iniciativas. Por ello, es esencial abordar estos desafíos y aprovechar estas oportunidades para fortalecer el sector y continuar desarrollando nuevas maneras de hacer frente a los problemas sociales.

Posted
AuthorImpacto Social Consultores