Impacto Social Consultores

Realizamos evaluaciones de impacto social (EIS) para medir el efecto de los programas sociales, así como identificar riesgos y oportunidades de proyectos en el sector privado.

¿Cuánto de TU DINERO debe tu estado

Mientras que los gobiernos locales en el mundo suelen endeudarse emitiendo bonos respaldados por sus ingresos, en México las entidades federativas –la mayor parte de las veces— contraen deuda mediante contratos privados con los bancos u otras instituciones financieras. Esta pequeña diferencia entre los mecanismos provoca enormes discrepancias en materia de transparencia.

Por un lado, la emisión de bonos requiere una amplia apertura de información pública para los inversionistas decidan si quieren adquirirlos o no. Y, por otro lado, la utilización de contratos privados de forma directa permite una mayor opacidad, además de obtener todo el dinero pactado directamente de una institución bancaria.

Durante años, la ausencia de una regulación seria y estricta con respecto a las deudas locales (estatales y municipales) ocasionó que los gobernadores y presidentes municipales no sólo obtuvieran financiamiento desmedido, sino que el gasto de esos recursos no tuviera un seguimiento puntual hacia los objetivos que fueron dirigidos. Por ello, el año pasado se expidió la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios para evitar que esto siguiera sucediendo, y de forma adicional, la Cámara de Diputados instaló la Comisión Especial de Vigilancia del Gasto y Deuda Pública de Estados y Municipios.

La nueva regulación establece mecanismos de control que impiden multiplicar la deuda local sin justificación; y la instauración de esta Comisión Especial, sin duda es un gran avance en cuanto a la fiscalización del gasto estatal correspondiente a los recursos financiados. Sin embargo, en muchos casos el daño está hecho.

Muchos ex gobernadores aprovecharon los vacíos legales, así como la incondicionalidad de sus congresos locales, para utilizar los ingresos futuros de sus entidades y gastarlos durante su gestión. Entre el año 2000 y el mes de septiembre de 2016, la suma de las deudas estatales y municipales en México se multiplicó por seis, es decir, tuvo un incremento de casi el 500%[1].

Sin embargo, hay que poner en contexto el tamaño de la deuda de cada entidad federativa con respecto a la población que tiene cada estado. De esta forma podemos saber cuánto le costaría a cada uno de los ciudadanos saldar la deuda de su entidad. Al realizar este ejercicio, los montos por ciudadano no sólo cambian de manera abrupta entre un estado y otro –los números varían entre 25 pesos y hasta poco más de 14 mil pesos por ciudadano—, sino que no debemos perder de vista que se está pagando una deuda de un dinero que ya se gastó.

A continuación se muestran los datos de cada entidad, cada lector –dependiendo de la entidad en la que viva— tendrá una idea de qué pasó con el “coche comprado a plazos”: ¿todavía sirve? ¿lo chocaron el primer día? ¿le robaron las llantas? ¿se lo robaron completito?... ¿Qué pasó en tu estado?

Deuda local per cápita por entidad federativa

(datos a Dic. de 2015)

[1] En el año 2000, la suma de las deudas estatales y municipales en México fue de 90,731.3 millones de pesos, mientras que en septiembre de 2016 la sumatoria de las deudas locales representaba 535,276.2 millones de pesos.