2015 inicia con expectativas positivas para América Latina. Luego de un año relativamente complicado para la región, se espera que su economía repunte. Sin embargo, el crecimiento no será equitativo para todos los países.