Actualmente América Latina está atravesando por una etapa privilegiada en términos demográficos. Sin embargo, sin las políticas públicas adecuadas la oportunidad puede convertirse en un riesgo para las finanzas públicas en el largo plazo